Nunca trabajes solo

métodos de trabajo

Está claro que hacerte cargo del proyecto de un cliente y ser el único involucrado en él te permitirá obtener la mayor ganancia. Pero eso puede provocar que debas desatender otros proyectos que surjan en el medio o que sufras imprevistos o complicaciones y no tengas a quién recurrir. Por eso siempre deberías ‘abrir el juego’ y sumar colaboraciones a tu trabajo aunque eso te obligue a repartir tu pastel.

Cuantos más proyectos tengas en curso más ganancias obtendrás al final del día, y por eso no es conveniente que tomes sólo uno y lo trabajes solo. Nunca faltará ese amigo que pueda darte una mano ocasionalmente o que esté con capacidad ociosa y pueda ayudarte si algo sale mal: ten a mano una agenda con todos esos potenciales aliados.

Fuente: Kaiser Interactive Studio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *